Proyecto de documentación. Video 9, visita a San Julián.

En este video mostramos una visita que hicimos a San Julián en julio de 2018. Son imágenes sensacionalistas, pero tal vez obligadas y seguramente simbólicas. Ninguna de las personas que encontramos alrededor del monumento a la nao Victoria sabía que los tehuelches o aonekkenk no están “extinguidos”.  

En una piedra, cerca de la nave hay algunas placas que recuerdan a los marineros muertos. No hay nada que recuerde a los aonekkenk – ni muertos ni vivos.

Este es el vocabulario:

WENAI SH ‘EKOT SAN JULIAN : acá llegué (o llegamos) a San Julián

 ‘EMSHKKE ‘EUKKO QADE : aquel es el primer qade.

‘EMAI T K AARKK AONEKENKTSH : entonces encontró a los tehuelche. 

‘AN TERRENKKE MER AONEKKENK : qué altos esos tehuelches.

LAPSHKK MER QADE : Ese qade es/era petiso.

AONEKKENK K TCHAINKK : Los aonekkenk son/eran grandes.

QALIGSHME MER AONEKKENK : quedó preso ese aonekkenk.

EMAI T  ‘AANETM BARKO KASH : y se lo llevaron en el barco.

IAASHM PAULO T IAKK : le pusieron de nombre “Paulo”.

KKOOMEM BARKO KASH : murió en el barco.

POSHM ‘AI : de tristeza.

WEN : palabras

WENAI SH ‘OOMKKEKK : Acá aprendimos.

Este proyecto está realizándose gracias al apoyo del ELDP (Endangered Language Documentation Programme – Programa para la Documentación de las Lenguas en Peligro) del SOAS (University of London) y del departamento de antropología de la Université de Montréal, de la comunidad aonekken y especialmente, de Dora Manchado.

La investigación etnográfica que hemos hecho ha probado que la manera de reclamar la lengua de la comunidad aonekken es integrarla en su vida diaria en formas de comunicación cotidiana. Por eso, este proyecto de documentación ha sido pensado como una colaboración entre los investigadores, la comunidad y Dora Manchado. Se trata de una colección ecléctica de situaciones comunicativas. Solamente cuando se crean las ocasiones propicias – salir a dar una vuelta en auto o a comer afuera, mirar fotos, cocinar y comer juntos, visitar lugares importantes para la comunidad – es que Dora se siente estimulada para hablar en aonekko. La elicitación tradicional sencillamente no funciona, menos aún funcionan métodos de aprendizaje formales.

A pesar, entonces, de demandar mucho más tiempo y trabajo, desencadenar prácticas lingüísticas al crear contextos adecuados es la única manera efectiva de trabajar en este caso. Por otro lado, es sumamente divertido. Tratamos además de reconstruir algunas pequeñas historias y experiencias de vida a partir de las cortas frases o palabras que Dora usa. La misma técnica se usa para los diálogos: fragmentos de interacciones pueden combinarse para después mejorarse junto a ella, y finalmente ser reconstruidos como un texto fluido.

También estamos produciendo algunas sesiones de elicitación más clásicas, como repasar listas de palabras o escuchar antiguos textos. En estos casos pueden aparecer nuevas frases, variaciones semánticas o clarificaciones gramaticales.

En este tiempo en que trabajamos con Dora ha crecido un genuino afecto, y de eso estamos orgullosos. A pesar de haber colaborado (a veces no tan voluntariamente) toda su vida como consultora tiene aún la paciencia de recibirnos, explicarnos y ayudarnos. Está dejando un legado importante, y le somos infinitamente gratos.

Creemos firmemente que este enfoque etnográfico es crucial para una mejor comprensión de la documentación de lenguas amenazadas. Entendemos que tanto la manera en que el sistema social determina el desempeño lingüístico de un individuo como su derecho de ser considerado como un hablante deben  ser entendidos de una manera completamente diferente de la documentación lingüística tradicional, y que es imposible hacerlo sin desarrollar nuevas técnicas de elicitación más interactivas.

Javier Domingo, Maggie Sood, Nicolas Duval

Charla en el Jardín N°19

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El día 10 de octubre de 2018 en el jardín N°19 “San Vicente de Paul” de Río Gallegos, en la salita de 5 años, el grupo Aonekkenk realizo una charla sobre la cultura Tehuelche, en el marco del “Día de la Diversidad Cultural”. Nakl  nakl seño Karina por la convocatoria. Exitos en tu residencia !!!

Proyecto de documentación. Video 8, frases para después de levantarse.

En este video hay algunas frases que uno suele decir a la mañana cuando saluda a otra persona:

M KKETO KOOTTEM?   ¿Dormiste bien?

TTERRO :   mal.

KET M TERRO KOOTEM? ¿Por qué dormiste mal?

E K IUUMESHKK.   Soñé.

KET M K AMEN TTENSH?   ¿Qué soñaste anoche?

E M AMENSHKK.  Soñé con vos.

K AMENSHKKN E AAN. Soñé con mi mamá.

KKO’EN  ‘AI  ‘AINKK.  Me levanté dolorida/o.

WALLAQQ SH ‘AINKK.  Me levanté contenta/o.

E KKETO SH LE’ K ARREK.  Tengo muchas ganas de tomar agua.

E QONKEN AARRESH. Tengo la boca seca (tengo sed).

M JATTIEN WETTSHKK HELADERA KASH.   La comida para que comas está en la heladera.

M POOSHKOT.   Calentala.

AH, EI’ TA’NOT KOLEKTIVO K ASH WÁANSH. Dame plata para que me vaya en colectivo.

WEKKO JOIMEN. Decir la verdad.

WEKKOM? ¿Es verdad?

‘AN M TTARRESHM! ¡Qué gran mentira!

E JOIMEN E WEKKO. Decime la verdad.

 

 

Este proyecto está realizándose gracias al apoyo del ELDP (Endangered Language Documentation Programme – Programa para la Documentación de las Lenguas en Peligro) del SOAS (University of London) y del departamento de antropología de la Université de Montréal, de la comunidad aonekken y especialmente, de Dora Manchado.

La investigación etnográfica que hemos hecho ha probado que la manera de reclamar la lengua de la comunidad aonekken es integrarla en su vida diaria en formas de comunicación cotidiana. Por eso, este proyecto de documentación ha sido pensado como una colaboración entre los investigadores, la comunidad y Dora Manchado. Se trata de una colección ecléctica de situaciones comunicativas. Solamente cuando se crean las ocasiones propicias – salir a dar una vuelta en auto o a comer afuera, mirar fotos, cocinar y comer juntos, visitar lugares importantes para la comunidad – es que Dora se siente estimulada para hablar en aonekko. La elicitación tradicional sencillamente no funciona, menos aún funcionan métodos de aprendizaje formales.

A pesar, entonces, de demandar mucho más tiempo y trabajo, desencadenar prácticas lingüísticas al crear contextos adecuados es la única manera efectiva de trabajar en este caso. Por otro lado, es sumamente divertido. Tratamos además de reconstruir algunas pequeñas historias y experiencias de vida a partir de las cortas frases o palabras que Dora usa. La misma técnica se usa para los diálogos: fragmentos de interacciones pueden combinarse para después mejorarse junto a ella, y finalmente ser reconstruidos como un texto fluido.

También estamos produciendo algunas sesiones de elicitación más clásicas, como repasar listas de palabras o escuchar antiguos textos. En estos casos pueden aparecer nuevas frases, variaciones semánticas o clarificaciones gramaticales.

En este tiempo en que trabajamos con Dora ha crecido un genuino afecto, y de eso estamos orgullosos. A pesar de haber colaborado (a veces no tan voluntariamente) toda su vida como consultora tiene aún la paciencia de recibirnos, explicarnos y ayudarnos. Está dejando un legado importante, y le somos infinitamente gratos.

Creemos firmemente que este enfoque etnográfico es crucial para una mejor comprensión de la documentación de lenguas amenazadas. Entendemos que tanto la manera en que el sistema social determina el desempeño lingüístico de un individuo como su derecho de ser considerado como un hablante deben  ser entendidos de una manera completamente diferente de la documentación lingüística tradicional, y que es imposible hacerlo sin desarrollar nuevas técnicas de elicitación más interactivas.

Javier Domingo, Maggie Sood, Nicolas Duval

 

 

Proyecto de documentación. Video 7: la rutina de la mañana.

En este video, hecho en la MEIB de Río Gallegos, contamos qué hacemos cuando nos levantamos.

Okwá washmkkeshkk  : nosotras dos nos peinamos.

e waippeshm : me estiro (me desperezo)

iaikk k ash k ieshkke konpenk : pongo la pava en el fuego.

guenguen sh áatchkot : me voy a cebar unos mates.

e kke tchéemshm : me lavo la cara.

Este proyecto está realizándose gracias al apoyo del ELDP (Endangered Language Documentation Programme – Programa para la Documentación de las Lenguas en Peligro) del SOAS (University of London) y del departamento de antropología de la Université de Montréal, de la comunidad aonekken y especialmente, de Dora Manchado.

La investigación etnográfica que hemos hecho ha probado que la manera de reclamar la lengua de la comunidad aonekken es integrarla en su vida diaria en formas de comunicación cotidiana. Por eso, este proyecto de documentación ha sido pensado como una colaboración entre los investigadores, la comunidad y Dora Manchado. Se trata de una colección ecléctica de situaciones comunicativas. Solamente cuando se crean las ocasiones propicias – salir a dar una vuelta en auto o a comer afuera, mirar fotos, cocinar y comer juntos, visitar lugares importantes para la comunidad – es que Dora se siente estimulada para hablar en aonekko. La elicitación tradicional sencillamente no funciona, menos aún funcionan métodos de aprendizaje formales.

A pesar, entonces, de demandar mucho más tiempo y trabajo, desencadenar prácticas lingüísticas al crear contextos adecuados es la única manera efectiva de trabajar en este caso. Por otro lado, es sumamente divertido. Tratamos además de reconstruir algunas pequeñas historias y experiencias de vida a partir de las cortas frases o palabras que Dora usa. La misma técnica se usa para los diálogos: fragmentos de interacciones pueden combinarse para después mejorarse junto a ella, y finalmente ser reconstruidos como un texto fluido.

También estamos produciendo algunas sesiones de elicitación más clásicas, como repasar listas de palabras o escuchar antiguos textos. En estos casos pueden aparecer nuevas frases, variaciones semánticas o clarificaciones gramaticales.

En este tiempo en que trabajamos con Dora ha crecido un genuino afecto, y de eso estamos orgullosos. A pesar de haber colaborado (a veces no tan voluntariamente) toda su vida como consultora tiene aún la paciencia de recibirnos, explicarnos y ayudarnos. Está dejando un legado importante, y le somos infinitamente gratos.

Creemos firmemente que este enfoque etnográfico es crucial para una mejor comprensión de la documentación de lenguas amenazadas. Entendemos que tanto la manera en que el sistema social determina el desempeño lingüístico de un individuo como su derecho de ser considerado como un hablante deben  ser entendidos de una manera completamente diferente de la documentación lingüística tradicional, y que es imposible hacerlo sin desarrollar nuevas técnicas de elicitación más interactivas.

Javier Domingo, Maggie Sood, Nicolas Duval

Proyecto de documentación. Video 6: cocinando en tehuelche.

Este video muestra, de una manera simpática, las falsas ideas sobre las “lenguas muertas” o las “lenguas en peligro”. La lengua es una construcción social, que se manifiesta cuando las personas las usan. La única manera de hablar una lengua es, como se puede ver, usarla en los contextos adecuados. Buen apetito.

 

 

 

Este proyecto está realizándose gracias al apoyo del ELDP (Endangered Language Documentation Programme – Programa para la Documentación de las Lenguas en Peligro) del SOAS (University of London) y del departamento de antropología de la Université de Montréal, de la comunidad aonekken y especialmente, de Dora Manchado.

La investigación etnográfica que hemos hecho ha probado que la manera de reclamar la lengua de la comunidad aonekken es integrarla en su vida diaria en formas de comunicación cotidiana. Por eso, este proyecto de documentación ha sido pensado como una colaboración entre los investigadores, la comunidad y Dora Manchado. Se trata de una colección ecléctica de situaciones comunicativas. Solamente cuando se crean las ocasiones propicias – salir a dar una vuelta en auto o a comer afuera, mirar fotos, cocinar y comer juntos, visitar lugares importantes para la comunidad – es que Dora se siente estimulada para hablar en aonekko. La elicitación tradicional sencillamente no funciona, menos aún funcionan métodos de aprendizaje formales.

A pesar, entonces, de demandar mucho más tiempo y trabajo, desencadenar prácticas lingüísticas al crear contextos adecuados es la única manera efectiva de trabajar en este caso. Por otro lado, es sumamente divertido. Tratamos además de reconstruir algunas pequeñas historias y experiencias de vida a partir de las cortas frases o palabras que Dora usa. La misma técnica se usa para los diálogos: fragmentos de interacciones pueden combinarse para después mejorarse junto a ella, y finalmente ser reconstruidos como un texto fluido.

También estamos produciendo algunas sesiones de elicitación más clásicas, como repasar listas de palabras o escuchar antiguos textos. En estos casos pueden aparecer nuevas frases, variaciones semánticas o clarificaciones gramaticales.

En este tiempo en que trabajamos con Dora ha crecido un genuino afecto, y de eso estamos orgullosos. A pesar de haber colaborado (a veces no tan voluntariamente) toda su vida como consultora tiene aún la paciencia de recibirnos, explicarnos y ayudarnos. Está dejando un legado importante, y le somos infinitamente gratos.

Creemos firmemente que este enfoque etnográfico es crucial para una mejor comprensión de la documentación de lenguas amenazadas. Entendemos que tanto la manera en que el sistema social determina el desempeño lingüístico de un individuo como su derecho de ser considerado como un hablante deben  ser entendidos de una manera completamente diferente de la documentación lingüística tradicional, y que es imposible hacerlo sin desarrollar nuevas técnicas de elicitación más interactivas.

Javier Domingo, Maggie Sood, Nicolas Duval

Charla en EPP N°70

El día 12 de septiembre de 2018 en la EPP N°70 “Julio Ladvocat”  de Rio Gallegos integrantes del grupo de lengua brindaron una charla sobre Cultura Tehuelche a dos 4° grado del turno tarde a cargo de las seños Mariela y Adriana y  profe Victor.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Proyecto de documentación. Video 5: ¿Cómo estás?

Este proyecto está realizándose gracias al apoyo del ELDP (Endangered Language Documentation Programme – Programa para la Documentación de las Lenguas en Peligro) del SOAS (University of London),  y del departamento de antropología de la Université de Montréal, de la comunidad aonekken y especialmente, de Dora Manchado.

La investigación etnográfica que hemos hecho ha probado que la manera de reclamar la lengua de la comunidad aonekken es integrarla en su vida diaria en formas de comunicación cotidiana. Por eso, este proyecto de documentación ha sido pensado como una colaboración entre los investigadores, la comunidad y Dora Manchado. Se trata de una colección ecléctica de situaciones comunicativas. Solamente cuando se crean las ocasiones propicias – salir a dar una vuelta en auto o a comer afuera, mirar fotos, cocinar y comer juntos, visitar lugares importantes para la comunidad – es que Dora se siente estimulada para hablar en aonekko. La elicitación tradicional sencillamente no funciona, menos aún funcionan métodos de aprendizaje formales.

A pesar, entonces, de demandar mucho más tiempo y trabajo, desencadenar prácticas lingüísticas al crear contextos adecuados es la única manera efectiva de trabajar en este caso. Por otro lado, es sumamente divertido. Tratamos además de reconstruir algunas pequeñas historias y experiencias de vida a partir de las cortas frases o palabras que Dora usa. La misma técnica se usa para los diálogos: fragmentos de interacciones pueden combinarse para después mejorarse junto a ella, y finalmente ser reconstruidos como un texto fluido.

También estamos produciendo algunas sesiones de elicitación más clásicas, como repasar listas de palabras o escuchar antiguos textos. En estos casos pueden aparecer nuevas frases, variaciones semánticas o clarificaciones gramaticales.

En este tiempo en que trabajamos con Dora ha crecido un genuino afecto, y de eso estamos orgullosos. A pesar de haber colaborado (a veces no tan voluntariamente) toda su vida como consultora tiene aún la paciencia de recibirnos, explicarnos y ayudarnos. Está dejando un legado importante, y le somos infinitamente gratos.

Creemos firmemente que este enfoque etnográfico es crucial para una mejor comprensión de la documentación de lenguas amenazadas. Entendemos que tanto la manera en que el sistema social determina el desempeño lingüístico de un individuo como su derecho de ser considerado como un hablante deben  ser entendidos de una manera completamente diferente de la documentación lingüística tradicional, y que es imposible hacerlo sin desarrollar nuevas técnicas de elicitación más interactivas.

Javier Domingo, Maggie Sood, Nicolas Duval

En este video aprendemos a preguntar cómo estás.

 

 

Proyecto de documentación. Video 4: Buenos Modales.

Este proyecto está realizándose gracias al apoyo del ELDP (Endangered Language Documentation Programme – Programa para la Documentación de las Lenguas en Peligro) del SOAS (University of London), y del departamento de antropología de la Université de Montréal, de la comunidad aonekken y especialmente, de Dora Manchado.

La investigación etnográfica que hemos hecho ha probado que la manera de reclamar la lengua de la comunidad aonekken es integrarla en su vida diaria en formas de comunicación cotidiana. Por eso, este proyecto de documentación ha sido pensado como una colaboración entre los investigadores, la comunidad y Dora Manchado. Se trata de una colección ecléctica de situaciones comunicativas. Solamente cuando se crean las ocasiones propicias – salir a dar una vuelta en auto o a comer afuera, mirar fotos, cocinar y comer juntos, visitar lugares importantes para la comunidad – es que Dora se siente estimulada para hablar en aonekko. La elicitación tradicional sencillamente no funciona, menos aún funcionan métodos de aprendizaje formales.

A pesar, entonces, de demandar mucho más tiempo y trabajo, desencadenar prácticas lingüísticas al crear contextos adecuados es la única manera efectiva de trabajar en este caso. Por otro lado, es sumamente divertido. Tratamos además de reconstruir algunas pequeñas historias y experiencias de vida a partir de las cortas frases o palabras que Dora usa. La misma técnica se usa para los diálogos: fragmentos de interacciones pueden combinarse para después mejorarse junto a ella, y finalmente ser reconstruidos como un texto fluido.

También estamos produciendo algunas sesiones de elicitación más clásicas, como repasar listas de palabras o escuchar antiguos textos. En estos casos pueden aparecer nuevas frases, variaciones semánticas o clarificaciones gramaticales.

En este tiempo en que trabajamos con Dora ha crecido un genuino afecto, y de eso estamos orgullosos. A pesar de haber colaborado (a veces no tan voluntariamente) toda su vida como consultora tiene aún la paciencia de recibirnos, explicarnos y ayudarnos. Está dejando un legado importante, y le somos infinitamente gratos.

Creemos firmemente que este enfoque etnográfico es crucial para una mejor comprensión de la documentación de lenguas amenazadas. Entendemos que tanto la manera en que el sistema social determina el desempeño lingüístico de un individuo como su derecho de ser considerado como un hablante deben  ser entendidos de una manera completamente diferente de la documentación lingüística tradicional, y que es imposible hacerlo sin desarrollar nuevas técnicas de elicitación más interactivas.

Javier Domingo, Maggie Sood, Nicolas Duval

En este video, Dora nos enseña a comportarnos bien en tehuelche.

Proyecto de documentación. Video 3 : Avutardas

 

En este video, miramos un grupo de avutardas en la ruta hacia el mar :

Este proyecto está realizándose gracias al apoyo del ELDP (Endangered Language Documentation Programme – Programa para la Documentación de las Lenguas en Peligro) del SOAS (University of London),  y del departamento de antropología de la Université de Montréal, de la comunidad aonekken y especialmente, de Dora Manchado.

La investigación etnográfica que hemos hecho ha probado que la manera de reclamar la lengua de la comunidad aonekken es integrarla en su vida diaria en formas de comunicación cotidiana. Por eso, este proyecto de documentación ha sido pensado como una colaboración entre los investigadores, la comunidad y Dora Manchado. Se trata de una colección ecléctica de situaciones comunicativas. Solamente cuando se crean las ocasiones propicias – salir a dar una vuelta en auto o a comer afuera, mirar fotos, cocinar y comer juntos, visitar lugares importantes para la comunidad – es que Dora se siente estimulada para hablar en aonekko. La elicitación tradicional sencillamente no funciona, menos aún funcionan métodos de aprendizaje formales.

A pesar, entonces, de demandar mucho más tiempo y trabajo, desencadenar prácticas lingüísticas al crear contextos adecuados es la única manera efectiva de trabajar en este caso. Por otro lado, es sumamente divertido. Tratamos además de reconstruir algunas pequeñas historias y experiencias de vida a partir de las cortas frases o palabras que Dora usa. La misma técnica se usa para los diálogos: fragmentos de interacciones pueden combinarse para después mejorarse junto a ella, y finalmente ser reconstruidos como un texto fluido.

También estamos produciendo algunas sesiones de elicitación más clásicas, como repasar listas de palabras o escuchar antiguos textos. En estos casos pueden aparecer nuevas frases, variaciones semánticas o clarificaciones gramaticales.

En este tiempo en que trabajamos con Dora ha crecido un genuino afecto, y de eso estamos orgullosos. A pesar de haber colaborado (a veces no tan voluntariamente) toda su vida como consultora tiene aún la paciencia de recibirnos, explicarnos y ayudarnos. Está dejando un legado importante, y le somos infinitamente gratos.

Creemos firmemente que este enfoque etnográfico es crucial para una mejor comprensión de la documentación de lenguas amenazadas. Entendemos que tanto la manera en que el sistema social determina el desempeño lingüístico de un individuo como su derecho de ser considerado como un hablante deben  ser entendidos de una manera completamente diferente de la documentación lingüística tradicional, y que es imposible hacerlo sin desarrollar nuevas técnicas de elicitación más interactivas.

Javier Domingo, Maggie Sood, Nicolas Duval

 

google-site-verification: google367eac5f2f7fbdd2.html

 

Entrevista a los antropólogos

En agosto pasado, se le realizó una entrevista a los antropólogos Javier Domingo, Maggie Sood y Nicolas Duval que trabajaron en el Proyecto de Documentación de la Lengua Aonekken.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Aquí se deja el link para la lectura de la entrevista realizada por el periodista Mario Santillan para el diario La Opinion Austral publicada el día 2 de agosto de 2018.

Entrevista Diario La Opinión Austral

Proyecto de documentación. Video 2 : Kaperusita

Este proyecto está realizándose gracias al apoyo del ELDP (Endangered Language Documentation Programme – Programa para la Documentación de las Lenguas en Peligro) del SOAS (University of London),  y del departamento de antropología de la Université de Montréal, de la comunidad aonekken y especialmente, de Dora Manchado.

La investigación etnográfica que hemos hecho ha probado que la manera de reclamar la lengua de la comunidad aonekken es integrarla en su vida diaria en formas de comunicación cotidiana. Por eso, este proyecto de documentación ha sido pensado como una colaboración entre los investigadores, la comunidad y Dora Manchado. Se trata de una colección ecléctica de situaciones comunicativas. Solamente cuando se crean las ocasiones propicias – salir a dar una vuelta en auto o a comer afuera, mirar fotos, cocinar y comer juntos, visitar lugares importantes para la comunidad – es que Dora se siente estimulada para hablar en aonekko. La elicitación tradicional sencillamente no funciona, menos aún funcionan métodos de aprendizaje formales.

A pesar, entonces, de demandar mucho más tiempo y trabajo, desencadenar prácticas lingüísticas al crear contextos adecuados es la única manera efectiva de trabajar en este caso. Por otro lado, es sumamente divertido. Tratamos además de reconstruir algunas pequeñas historias y experiencias de vida a partir de las cortas frases o palabras que Dora usa. La misma técnica se usa para los diálogos: fragmentos de interacciones pueden combinarse para después mejorarse junto a ella, y finalmente ser reconstruidos como un texto fluido.

También estamos produciendo algunas sesiones de elicitación más clásicas, como repasar listas de palabras o escuchar antiguos textos. En estos casos pueden aparecer nuevas frases, variaciones semánticas o clarificaciones gramaticales.

En este tiempo en que trabajamos con Dora ha crecido un genuino afecto, y de eso estamos orgullosos. A pesar de haber colaborado (a veces no tan voluntariamente) toda su vida como consultora tiene aún la paciencia de recibirnos, explicarnos y ayudarnos. Está dejando un legado importante, y le somos infinitamente gratos.

Creemos firmemente que este enfoque etnográfico es crucial para una mejor comprensión de la documentación de lenguas amenazadas. Entendemos que tanto la manera en que el sistema social determina el desempeño lingüístico de un individuo como su derecho de ser considerado como un hablante deben  ser entendidos de una manera completamente diferente de la documentación lingüística tradicional, y que es imposible hacerlo sin desarrollar nuevas técnicas de elicitación más interactivas.

Javier Domingo, Maggie Sood, Nicolas Duval

En este video, Dora nos cuenta el cuento de Kaperusita (Caperucita) :

 

Remodelación en la casa de Dora (video y fotos)

 

MontrealEstamos trabajando en las mejoras de la casa de Dora.

Universite-Montreal

 

 

 

 

 

 

La obra está dirigida con esfuerzo y cariño por Adolfo Coñuecar : nakl nakl !

Los fondos para la compra de materiales fueron enviados por el
Endangered Language Fund de la Universidad de Yale a cambio del trabajo de Dora para realizar el diccionario hablado, que pronto estará completo.

Están elfcolaborando en mano de obra los alumnos de la clase de lengua, amigos y los antropólogos. La lengua se hace hablando.

 

 

 

 

 

google-site-verification: google367eac5f2f7fbdd2.html

 

Remodelación y ampliación de la casa de Dora

Estamos trabajando en las mejoras de la casa de Dora.
Los fondos para la compra de materiales fueron enviados por el Endangered Language Fund de la Universidad de Yale a cambio del trabajo de Dora para realizar el diccionario hablado.

Están colaborando en mano de obra los alumnos de la clase de lengua, amigos y los antropólogos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.